Sarampión

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) (2014) menciona que el sarampión es una enfermedad respiratoria grave causada por un virus. Se transmite con facilidad al toser y estornudar. Puede producir fiebre, tos, goteo nasal, enrojecimiento de los ojos, diarrea, infección del oído, daño cerebral, sordera, sarpullido de puntitos rojos que empieza en la cabeza y luego se extiende al resto del cuerpo. Alrededor de 164,000 personas con sarampión en el mundo mueren cada año.

El sarampión se transmite cuando una persona infectada respira, tose o estornuda. Es muy contagioso, se puede trasmitir simplemente estando en una habitación donde se encontraba una persona con sarampión, incluso después de que esta se haya ido. Además, se puede contagiar el sarampión de una persona incluso antes de que tenga el sarpullido del sarampión.


Vacuna contra sarampión

Según el CDC (2014) la vacuna contra sarampión también cubre contra rubeola y paperas (SRP). Para obtener la mayor protección, los niños necesitan dos dosis de la vacuna SRP a las siguientes edades:

  • Una dosis a los 15 meses de edad y una segunda dosis entre los 4 y 6 años de edad.

Referencia

Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) (2014). Sarampión-información para los padres.

Recuperado de este enlace.

 

Centro de Vacunación

SUBIR